Nacionales

Caída del sistema de cobro del peaje de Las Américas provoca caos.

La caída del sistema en el cobro del peaje de la autopista de Las Américas por más de una hora y 30 minutos, provocó una situación “caótica” de largas filas de vehículos que se desplazaban hacia distintos lugares de la zona Este del país.

Informes obtenidos por periodistas que cubren la fuente de Las Américas, indican que el sistema de cobro del peaje automatizado, salió de servicio alrededor de las 5: 45 minutos de la mañana, siendo solucionada la situación, a la siete y 23 minutos.

Largas fijas de patanas y camiones cargados de productos y mercancías diversas transportadas hacia la terminal de cargas Las Américas, zonas francas, el Puerto Multimodal Caucedo y otros lugares de la región Este, quedaron atrapados en la autopista por la caída del sistema de cobro del peaje.

También, guaguas públicas de diferentes rutas, de compañías transportadoras de turistas, yipetas, carro, entre otros vehículos que se dirigían a polos turísticos y el Aeropuerto de Las Américas, permanecieron varados en la vía a consecuencia de la situación.

Muchos conductores, sobre todo de patanas cargadas de mercancías y camiones transportando muchos de ellos materiales de construcción, lanzaban rayos y centellas y mediante el toque de bocina, reclamaban rápida solución al problema.

Los empleados del peaje, adscritos al Ministerio de Obras Públicas, tuvieron que salir de las casetas y cobrar el peaje de forma manual. El dinero era depositado por los cobradores en fundas plásticas. La pérdida de tiempo era mayor cuando tenían de devolver dinero a los conductores.

Se dijo que muchas personas que tenían vuelos hacia diferentes destinos y que se dirigían hacia el Aeropuerto de Las Américas, no pudieron llegar a tiempo para abordar, a consecuencia de la situación.

Trascendió que por instrucciones del Ministerio de Obras Públicas, se lleva a cabo una investigación para establecer las razones del incidente con el sistema.

Fuente: Hoy

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *