Nacionales

Cierran envasadora de agua que falsificaba etiquetas de marcas reconocidas.

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor «Pro Consumidor» cerró la planta envasadora “Agua Buenas Nuevas”, en Santo Domingo Oeste, por comercializar botellones de agua con etiquetas de marcas reconocidas y operar en condiciones sanitarias inaceptables, actos que corresponden a ilícitos de falsificación y riegos a la salud y seguridad de los consumidores.

A través de un comunicado, la institución informó que inició un procedimiento penal basado en la Ley No. 358-05 de Protección al Consumidor, “cuyo fin es proteger la salud y la vida de las personas que están en situación de peligro, dada la gravedad de los efectos que puede producir la ingestión de un alimento contaminado”.

Indicó que las disposiciones de la Ley No. 17-19, sobre la Erradicación del Comercio Ilícito, Contrabando y Falsificación de Productos Regulados, fortalecen el accionar de Pro Consumidor, considerando delito las conductas que impliquen falsificación y adulteración de productos que puede tener consecuencias graves en la salud de los consumidores al inundar el mercado con productos que no cumplen con las normas mínimas de calidad.
Anina Del Castillo, titular de la entidad, informó que “la inspección evidenció que la planta no cuenta con permiso, ni registro sanitario. “Solo utilizan el sello genérico de seguridad, no lleva registro de número de lote y los botellones eran llenados sin cumplir procesos que garanticen que no se contamine el líquido y el producto de venta directa final para el consumidor es colocado en la calle, exponiéndolo a situaciones medioambientales y de contaminación”, dijo.

“Estos productos podrían representar una amenaza grave a la salud de los consumidores, dado que el proceso seguido por la planta de agua no cumple con las normas establecidas para garantizar que sea inocuo, además los botellones eran maliciosamente vendidos bajo nombre comerciales de empresas conocidas, lo que implica que el consumidor confiaba en ello, por ser marcas que se han ganado el respeto por operar adecuadamente”, indicó la funcionaria.

Otros hallazgos fueron que la planta no mostró registro de mantenimiento de limpieza, realiza el lavado interno y externo de los botellones en el piso con un enjagüe superficial, no cuenta con registro de fumigación y el personal utiliza una indumentaria inadecuada.

La planta de agua envasaba el producto terminado en botellones rehusados de cinco galones colocando marcas impresas exclusivas (Planeta Azul, Cristal y Alaska) y no con el nombre de su establecimiento “Agua Buenas Nuevas”, violando así el derecho a la debida información que tienen los consumidores y sus intereses económicos.

Del Castillo aseguró que durante la inspección se tomaron muestras del agua envasada en su presentación comercial, para fines de realizar los análisis microbiológicos pertinentes en un laboratorio certificado.

Como parte del operativo el jueves y viernes de la pasada semana, se decomisaron los botellones de agua de varios colmados a los que habían sido despachados, conforme una lista de entrega de venta.

“Todo aquel que realice prácticas contrarias al interés colectivo e individual de las personas en su condición de consumidores será sometido penalmente”, expresó la directora.

La planta localizada en el sector Sávica, No. 70, en Los Alcarrizos, permanecerá cerrada como medida cautelar y preventiva, ya que operaba en condiciones adversas a la Ley 358-05 de Protección al Consumidor.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *