Nacionales

Familiares de comerciante muerto junto a Swat piden aclarar circunstancias de su fallecimiento.

Desconcierto es lo que invade a la familia de Cristian Eugenio Medina, el hombre que, junto al teniente de la Policía Nacional Juan Mercedes Vásquez, jefe de los Swat de Santo Domingo Este fueron las víctimas del incidente de ayer domingo en El Rosal, Santo Domigno Este, que aún no está totalmente esclarecido.

Y eso es lo que demandan los familiares del comerciante, que le expliquen las circunstancias en las cuales falleció su pariente, que, según el acta, murió por anoxia cerebral (lesión en el cerebro por falta de oxígeno) producto del impacto de bala que recibió un poco más arriba de su mejilla derecha.

Los familiares contaron a Diario Libre que todo se inició por una disputa familiar, en el sector Los Rosales, en Santo Domingo Este.
Aseguran que Cristian Medina estaría pasando por un episodio depresivo por los problemas económicos y de pareja que estaba atravesando. Le estaba yendo mal en su negocio de transportar cemento y harina hacia la frontera, específicamente en el cruce fronterizo entre Mal Paso, en Jimaní. Además, su pareja lo había dejado. Esto hizo que cayera en el alcohol. Precisamente, ese día, estuvo bebiendo.

En la casa había siete personas: los padres de Eugenio, un hijo de él, tres sobrinas y el mismo Eugenio. Una de las sobrinas llamó al Sistema de Emergencia 9-1-1 porque sintió que la situación se estaba saliendo de control.

Las informaciones que se tienen al respecto, es que los agentes de la Policía Nacional decidieron llamar a la unidad Swat porque la situación no estaba en su capacidad para ser manejada.
Estando los agentes de la Policía Nacional afuera, Eugenio Medina encerró a los familiares en el colmado que prácticamente colinda con la vivienda. Con la ayuda de otro familiar, fueron sacados del lugar. La familia cuenta que le pidieron a los agentes que se retiraran, que Eugenio ya estaba solo en la casa, que probablemente se habría calmado.

Sin embargo, precisan que los agentes le informaron que no se podían ir por la magnitud del caso. Narraron que tras el lanzamiento de las bombas lacrimógenas escucharon un disparo.

El vocero de la Policía, Frank Félix Durán Mejía, dijo que estando Eugenio Medina en una habitación de la vivienda, se escuchó un disparo y tras “agotar el protocolo” para determinar si el comerciante estaba vivo o muerto, decidieron penetrar. Es cuando el primer teniente pierde la vida.

Velatorio
El cuerpo de Eugenio Medina, quien su familia define que era una persona normal antes de atravesar por problemas, está siendo velado en la Funeraria Tiempo de Paz, ensanche La Fe, en la avenida Máximo Gómez.

Sus restos será enterrados este martes en el cementerio Cristo Salvador, a las 11:00 de la mañana. Eugenio Medina deja en la orfandad cinco hijos.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *