Nacionales

«Hay que transformar la formación de los profesores»

Nadie con la suficiente autoridad como la doctora Ligia Amada Melo para evaluar los avances y retos de la educación, quien en su condición de ex secretaria de Educación y ex ministra de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MEESCYT) ha jugado un rol protagónico en las más recientes reformas aplicadas para elevar la calidad de la educación en el país.

La maestra de maestros, con más de 50 años en ejercicio y una dilatada trayectoria académica y política, considera fundamental transformar la formación del personal docente, conforme a la normativa 09-15, capacitar a los profesores en servicio, ajustar los periodos de clase en la tanda extendida e impulsar la lecto- escritura para lograr los cambios que demanda la sociedad.

¿Cuáles han sido los logros del 4%?
Indudablemente que la construcción de aulas es uno de los logros por el gran déficit que había. En el 1996, cuando yo era secretaria de Educación, teníamos 500 mil niños fuera de las escuelas. Hicimos 428 nuevas escuelas y se repararon muchísimas, pero eso fue insuficiente porque en la mayoría de los locales funcionaban hasta tres instituciones, entonces las horas de clase eran reducidas. El otro logro ha sido el mejoramiento de los sueldos de los profesores, que no solo han mejorado sus condiciones de vida, sino que pueden dedicarse de lleno a la educación. También la ampliación de la alimentación escolar. Cuando nosotros llegamos al poder en el 1996, los niños se dormían en las butacas y fue una prioridad del Gobierno aumentar el desayuno y se mejoró, pero no es lo mismo que le des desayuno, a que también le des almuerzo y merienda. ¿En que contribuye eso al aprendizaje? Indudablemente el ausentismo disminuye, la deserción disminuye, el rendimiento de los muchachitos aumenta… El otro logro, por supuesto, es la tanda extendida, porque, por ejemplo, en primaria solo se impartía un promedio de dos horas y media de clase. Ahora hay más tiempo de docencia y evita el estrés y la tensión en aquellos profesores que antes tenían que trasladarse de una escuela a otra porque tenían dos tandas en escuelas diferentes. Otro acierto es el uso de la tecnología en los aprendizajes con República Digital, que si se hace bien, indudablemente contribuirá a mejorar la docencia.

Ahora, háblenos de los retos…
Para mí lo más importante es transformar la formación de los profesores en las universidades. Transformarla, no mejorarla. En el año 2015 nosotros implementamos y diseñamos en el MEESCYT, una normativa, la 09-15 para la formación de profesores, que tiene cambios fundamentales, y que en primer lugar, establece requisitos de ingreso para cursar la carrera de educación, ya que no todo el mundo puede estudiar educación, hay que tener condiciones muy especiales, y por eso se seleccionan a través de dos pruebas: el Poma y el College Board. Al mismo tiempo, establece requisitos para los que van a impartir docencia en la formación docente. Se exige como mínimo maestría en el área en que van a enseñar y otro porcentaje en doctorado. También se prevé que la formación del profesor se base en el dominio de un área específica y enfatiza en el uso de estrategias de enseñanza- aprendizaje para el dominio de competencias acorde al nuevo currículo. Además, que tengan dominio de la tecnología de la comunicación y del idioma inglés. Si se aplica la normativa 09-15, en un futuro tendremos profesores totalmente transformados, en consonancia con el nuevo currículo diseñado por el Ministerio de Educación. Pero tenemos que capacitar a los profesores en servicio porque de nada vale que estemos formando, transformando la formación en las universidades, si los 80 mil profesores que están en servicio no entienden el currículo que tienen que aplicar. El Ministerio ha diseñado un currículo nuevo pero si los profesores no lo dominan todo eso peligra. Esa capacitación yo la considero en dos etapas: una capacitación inicial, que se les imparta en las mismas escuelas en el dominio específico de la materia que enseñan y en una segunda etapa, conlleva un acompañamiento continuo a cargo de los técnicos de los distritos educativos. Esos técnicos, en vez de estar en las oficinas deben estar en las escuelas acompañando a los profesores, viendo cómo se aplica ese currículo.

Hay quienes dicen que la tanda extendida está carente de contenido, ¿qué cree usted?
Hay que adecuar los periodos de clases para que verdaderamente se pueda desarrollar el currículo que exige el dominio por competencias. Eso significa que los conocimientos que tú tienes los puedas extrapolar a diferentes situaciones, que puedas construir nuevos conocimientos y eso lleva tiempo. En un periodo de 45 minutos los profesores van a seguir con el verbalismo y la memorización. Se requiere, por ejemplo, que si tú estás enseñando Ciencias Naturales, haya una demostración científica o una práctica. Si es Ciencias Sociales, y vas a ver un periodo histórico, tú tienes que además de ver cuándo se dio, ver las consecuencias, en qué contexto socioeconómico se desarrolló el hecho, asociarlo geográficamente, ubicarlo en el espacio y en el tiempo. Todo eso, requiere de tiempo. Entonces, yo planteo que se modifiquen los horarios de la tanda extendida a un mínimo de 90 minutos por clase y que se pospongan los talleres de la tarde hasta que tengamos los especialistas en arte que aún no tenemos. Otro déficit grande que tenemos es en lecto- escritura. Yo planteo que eliminemos la promoción automática de segundo a tercer curso de primaria. Desgraciadamente fui yo la que implementé esa medida cuando fui secretaria de Educación, que buscaba que los profesores llevaran un control de las habilidades que los estudiantes habían desarrollado durante el curso y en el curso siguiente darle una atención muy especializada, pero eso no se ha podido hacer, entonces pasan de segundo a tercero sin saber leer y aunque descifren mecánicamente los signos no interpretan lo que leen. Concomitantemente con eso, hay que hacer un programa para el desarrollo de lectura. Nuestros niños tienen que aprender a leer desde los primeros años de vida. Este es un país donde se lee poco, y está demostrado que la lectura es lo que te permite formarte. Recuerda que una de las tendencias de la educación de hoy dice que las personas tenemos la capacidad de aprender durante toda la vida. Yo siempre digo que eso de que loro viejo no aprende a hablar que no lo apliquen conmigo porque después de 50 años yo he aprendido mucho, incluso, tecnología (Risas).

¿Es cierto que los resultados en educación tardan tiempo en percibirse?
Es correcto, pero yo soy de las que piensa que cuando se diseña bien un plan, con metas claramente definidas y se les da seguimiento con personas experimentadas que evalúen sistemáticamente, los resultados se ven rapidísimo, se acorta el tiempo. Eso lo tengo demostrado a través de mi experiencia y ejercicio como directora de pedagogía de la UASD, como técnica, como secretaria de Educación y como ministra de la Meescyt. Cuando fui secretaria de Educación desarrollamos 32 programas y a todos les vi resultados, con un seguimiento muy sistemático. Nosotros tenemos buenos profesores que no tienen la culpa de estar mal formados, es que las universidades no los han formado bien. Hay profesores que tienen el deseo de superarse. Lo sé porque he dado clase a profesores durante toda mi vida y me consta que quieren hacer bien su trabajo. Mira, cuando yo fui técnico de la secretaria de Educación, supervisaba escuelas, me reunía con los profesores y me decían: nosotros queremos que usted nos explique tal tema. Entonces yo supervisaba por la mañana y por la tarde les daba clase. Ellos lo piden. Si las universidades cambian, si la ordenanza 09-15 se aplica con el concurso eficiente tanto del Meescyt como del Minerd eso mejorará. Si no se transforma la formación de profesores la inversión del 4% no es que va a ser cero, pero va a ser menos rentable. Tenemos que cambiar totalmente los métodos de enseñanza y el currículo aunque pienso que tiene mucho contenido, facilita el proceso si el profesor lo sabe aplicar… Las universidades son responsables y el Minerd tiene que estar continuamente acompañando, que los técnicos vayan a los cursos, vean las clases. Los niños tienen que aprender a argumentar, a discutir, a reflexionar, si no no van a desarrollar el pensamiento crítico del que te habla el currículo. Siento que la educación está encaminada a desarrollarse pero le falta mucho todavía.

Fuente: El Caribe

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba