Sociedad

Los «Ni-Ni» en República Dominicana

Cuando nos referimos al concepto «Ni-Nix175 éstos son los jóvenes cuya edad oscila entre los 14 a los 29 años y que ni estudian ni trabajan.

Son propensos a convertirse en ¨Ni-Ni¨ jóvenes que:
A-No tuvieron orientación vocacional adecuada y no saben qué estudiar.

B- Los rechazados de las instituciones educativas y que por decepción, abandonan el estudio.

C- Los que teniendo padres con un excelente nivel económico piensan que tienen el futuro asegurado, y que no necesitan trabajar o estudiar.

D-Los egresados universitarios que al no encontrar empleo pronto se resignan a no trabajar ni a seguir estudiando.

E-Las mujeres cuya educación y metas han sido limitadas a “esperar casarse”.

Otros factores que hacen que aumenten la cantidad de ¨Ni-Ni¨ en América Latina y en nuestro país son los siguientes:

A- La desigualdad social histórica de nuestros países con modelos económicos excluyentes.

B- Dificultades económicas, a pesar de que en los últimos años millones de personas han salido de la pobreza en América Latina, la distancia o brecha que separa a los ricos de los menos pudientes no ha variado prácticamente en nada, pues la mayoría de estos no han alcanzado la clase media, y si bien no están en una situación de pobreza, siguen viviendo con unos ingresos muy bajos que oscilan entre dos a diez dólares por día.

C- El desequilibrio familiar que lo componen el alto índice de los embarazos en adolecentes (EL 22.1% de las adolescentes dominicanas entre 15 y 19 años tuvo un embarazo, fuente: UNFPA) y el matrimonio entre menores (República Dominicana posee el porcentaje más alto de matrimonios o uniones estables de menores de 15 años en América Latina y El Caribe, fuente: UNICEF).

Estas tres y otras variables más hacen que aumente el riesgo de la deserción escolar y la inestabilidad laboral.

En América Latina, 22 millones de jóvenes ni estudian ni trabajan, de éstos, aproximadamente unos 850,000 son dominicanos.

La tasa de ocupación de los jóvenes de 15 a 29 años en República Dominicana es de 44.7%; una de las más bajas entre los países de la región de Centro América y el Caribe donde el promedio ponderado ronda el 54.8 %, la mayoría de estos jóvenes inician la vida laboral antes de los 17 años, con baja remuneración económica, con escasas perspectivas de desarrollo profesional y en pésimas condiciones.

1 de cada 2 jóvenes dominicanos no logra culminar la educación secundaria, y 1 de cada 5, precisamente, forma parte de la llamada generación ¨Ni-Ni¨. El grupo de edad entre 15 y 29 años presenta tasas de desempleo del 29,4%, más del doble de la tasa de desempleo promedio nacional y una tasa de informalidad de 78.4%, diez puntos porcentuales más alta que la de los adultos.

La situación se agrava aún más si se es joven y mujer, ya que el 58% de los desempleados jóvenes y el 60% de los ¨Ni-Ni¨ en la República Dominicana son mujeres. Este panorama de pobreza y precariedad aleja a los jóvenes de los estudios y de la posibilidad de adquirir las competencias básicas para ingresar al mercado laboral formal. Esto contribuye, obviamente, a incrementar su tiempo ocioso, lo cual puede incidir en la probabilidad de caer en situaciones o comportamientos de alto riesgo como son; el consumo y venta de drogas, consumo de alcohol y el delinquir.

Los ¨Ni-Ni¨ para la OIT: “esta es una realidad que genera costos sociales y económicos significativos, que obstaculiza la capacidad de las empresas para innovar y desarrollar ventajas competitivas y de los sindicatos para generar acciones colectivas”.

No se trata de ganar elecciones se trata de ganarse el corazón de la gente.

Fuente: END

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *