Deportes

Minnesota quiere ver la Bomba Squad, versión II.

Cuando los Entrenamientos de Verano empezaron en el Target Field la semana pasada, los Twins dividieron a sus bateadores en grupos de tres para las varias sesiones de las prácticas de bateo. No había necesidad de ver para saber cuándo era el turno de uno de los grupos — los sonidos de los batazos simplemente eran diferentes cuando el dominicano Nelson Cruz y Josh Donaldson bateaban uno después del otro.

Mientras el par de toleteros enviaba bolas hacia el segundo nivel de gradas del estadio, los sonidos de las pelotas golpeando las sillas eran un ruidoso recuerdo de que Donaldson también es miembro del equipo de Minnesota.

Vale recordar que la alineación de los Twins el año pasado fijó un récord de Grandes Ligas con 307 cuadrangulares. Al menos sobre el papel, este grupo de cañoneros ahora puede ser mucho mejor. Casi cada pieza del lineup de la temporada pasada sigue en el club, con Donaldson sustituyendo a C.J. Cron y el venezolano Luis Arráez para una temporada completa. En una campaña de 162 compromisos, Minnesota hubiera visto más tiempo del quisqueyano Miguel Ángel Sanó (105 partidos en el 2019) y Mitch Garver (93 encuentros).

Si esta temporada hubiera comenzado en marzo, esta ofensiva habría estado bien proyectada para dejar otra huella en los récords. Eso ya no es una posibilidad, pero los Mellizos guardan las esperanzas de que todo ese trueno pueda marchar a todo motor en 60 partidos para dominar a sus oponentes de igual manera.

“Creo que nuestro ataque estaba en el mayor nivel posible”, indicó el jardinero Max Kepler. “Y ahora que agregamos a Donaldson, el cielo es el límite. Pienso que — pese a que ahora es una temporada de dos meses — habríamos tenido la posibilidad de superar la marca del año pasado si hubiéramos tenido una campaña completa. Porque a la ofensiva, no me imagino a otro equipo mejor que éste, en cuanto a poder se refiere”.

Tomando en cuenta que Minnesota fijó récords del club en anotadas (939), extrabases (648), total de bases alcanzadas (2,832), slugging (.494), jonrones (307) e impulsadas (906), surge un argumento de que ésta podría ser la mejor alineación que se ha armado en Minneapolis. Sin embargo, las posibilidades para que ese potencial se cumpliera estarían limitadas, con un ojo en la posibilidad de que Cruz y el venezolano Marwin González se conviertan en agentes libres después de esta campaña.

Según las proyecciones actualizadas para el 2020 de Steamer, los Mellizos se proyectan para pegar 93 vuelacercas en la abreviada temporada, detrás de los 14 bambinazos de Cruz (Eso los tendrían a un ritmo de casi 251 jonrones en una temporada completa de 162 juegos). Están proyectados para anotar 5.31 carreras por partido, una de las tres mejores cantidades en todo el béisbol por debajo de los Dodgers y Astros.

“Sé que sobre el papel, lucimos mejor que el año pasado, pero al final, debes salir y demostrarlo en el terreno”, declaró Cruz. “No importa lo bueno que seas sobre el papel. Debes salir a hacer tu trabajo y especialmente mantenerte en salud”.

De todas maneras, no hay forma de saber cómo esa clase de talento se convertirá en éxito sobre el terreno en una campaña de 60 partidos. Cada bateador ha hablado sobre la importancia de la consistencia, debido a que los baches ocurrirán en lo que sería gran parte del año. Cruz comparó la situación a la de la liga invernal dominicana, donde la temporada regular de 50 compromisos entre seis equipos se presta a que no se toleran muchas las malas rachas.

Ni el impresionante lineup del año pasado logró evitar los baches. Recuerden que los Mellizos del 2019 solamente pegaron un jonrón en sus primeros cinco choques — y siete en los primeros ocho — antes de que estallaran el 9 de abril contra nada más y nada menos que el as de los Mets, Jacob deGrom.

Teniendo eso en cuenta — sin mencionar la salud — seguramente habrá una gran cantidad de suerte y variables que impactarán los resultados del conjunto esta campaña. Ahora, Minnesota probablemente se ha puesto en la mejor posición posible para mitigar dichos efectos con producción de cada turno del orden.

“El año pasado, tuvimos un grupo muy talentoso”, declaró Rocco Baldelli. “También lo tenemos este año. Agregamos a nuestra alineación a un ganador del JMV, un jugador con tremenda ofensiva. No me sorprendería nada de lo que llegue a hacer este grupo. Definitivamente, no queremos fijarle ningún límite a este roster, ni a los jugadores de posición. Creo que podríamos ver una grata sorpresa, aunque nuestras expectativas son bien altas”.

De cualquier manera, todos apuntan bien alto debido al calibre de no sólo la ofensiva, sino de todo el equipo que el vicepresidente de operaciones de béisbol Derek Falvey y el gerente general Thad Levine han armado — sin tener en cuenta que es una temporada abreviada.

“Donaldson es una gran pieza, es un JMV”, dijo González. “Todos saben lo que puede hacer en el plato. También tiene una gran defensa. Estamos muy contentos. Tenemos a Kenta Maeda. Contamos con un equipo muy competitivo para ganarlo todo si llegamos hasta allá. Primero tenemos que clasificar para los playoffs; ésa es la primera meta. Luego, ganar la primera serie de postemporada y avanzar de ahí. Pienso que tenemos una gran oportunidad. Es un equipo bastante bueno”.

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba