Nacionales

Salud Pública agota su “arsenal” de pruebas rápidas para detectar COVID-19.

Con el operativo que realiza el Ministerio de Salud Pública en la ciudad de San Francisco de Macorís, provincia Duarte, esa entidad agota el “arsenal” de pruebas rápidas para la detección de COVID-19 que le han sido donadas.

De acuerdo con el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, han recibido un total de donaciones 4,120 kits de las pruebas de inmunoglobulina o rápidas de parte de tres empresas, más otra donación del gobierno chino de unas 16 mil pruebas de PCR y otras 2,000 por parte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Para el uso de estas últimas, indicó, se necesita el ajuste de los equipos que actualmente se utilizan bajo el protocolo de Berling.

“De manera que mover para el uso, como estamos preparando, un equipo actualmente para usar las pruebas donadas por China, de manera que podamos incrementar el uso de las pruebas de PCR que son diferentes a las pruebas rápidas que se basan en inmunoglobulina y no son comprobatorias de COVID-19”.

A la fecha, indicó que se registran 7,151 pruebas realizadas, de las cuales 2,349 han resultado positivas. El ministro no especificó si el Gobierno ha logrado realizar adquisiciones particulares en ese sentido.

En cuanto a las pruebas rápidas, aclaró que no todas las donaciones las ha recibido el Ministerio, y de las que sí le entregaron, casi 2,000 se usaron en centros carcelarios, como en La Victoria, donde fallecieron dos reclusos por coronavirus, otras se usaron un en hogar para envejecientes en Cotuí, así como algunas aplicas en varias provincias.

“Hoy concluimos con los remanentes de la donación que teníamos en San Francisco de Macorís, donde deberán realizarse unas 2 mil pruebas adicionales”, indicó Sánchez Cárdenas.

No obstante, el ministro insistió en que la realización de las pruebas no son óbice para el tratamiento y manejo del coronavirus. “Son un elemento diagnóstico, pero cuántas radiográficas compatibles con la imagen radiográfica de COVID-19 y el cuadro clínico de éste se han hecho, que no lo estamos computando en Epidemiología y que son parte del arsenal diagnóstico para el manejo de los casos”.

Fuente: DL

Etiquetas

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *