Internacionales

Un bebé nace en Londres tras ser asesinada su madre con una ballesta

Un bebé ha nacido en Londres tras serle practicada una cesárea de urgencia al cuerpo sin vida de su madre, que había sido asesinada poco antes por un atacante con el que podría estar relacionada y que iba armado con una ballesta. El pequeño Ibrahim, que hasta el momento de su alumbramiento contaba con 8 meses de gestación, se encuentra ahora mismo luchando por su vida en un hospital de la capital británica tras librarse por poco del impacto del proyectil.

El suceso tuvo lugar el lunes por la mañana cuando su padre, Imtiaz Muhammad, que estaba dejando una caja de cartón en el cobertizo de la vivienda familiar, advirtió la presencia del atacante. “Estaba ahí con una ballesta cargada y se quedó mirándome, iba a dispararme por lo que empecé a correr hacia la casa gritándole a mi mujer, que estaba fuera haciendo la colada, ‘¡Corre, corre, corre!'”, explicó el hombre de 42 años al Evening Standard. “Le disparó.

No puedo evitar pensar que ella se llevó la flecha que estaba dirigida a mí. A lo mejor debería haberme dado… los niños estaban presentes, ha sido terrible”.El ataque se produjo sobre las 07:30 de la mañana delante de los cinco hijos de ella, que tienen 1, 4, 12, 15 y 17 años, aunque los tres mayores son de su primer marido. “El proyectil subió hasta impactarle en el corazón, pero no le dio al bebé.

Estaba previsto que naciese dentro de cuatro semanas. Han operado a mi mujer con la flecha todavía clavada porque habría sido demasiado peligroso retirársela antes”, ha explicado él sobre Devi Unmathallegadoo, con la que llevaba seis años de matrimonio. “Era una mujer y una esposa maravillosa. Estuvimos juntos siete años, tengo el corazón destrozado porque éramos inseparables…”.Ramanodge Unmathallegadoo, de 50 años y del que se desconoce aún cuál es el parentesco que le une con la víctima, ha comparecido este martes ante un jurado de Barkingside acusado de asesinato.

Sobre las 07:40 la policía recibió un aviso de una mujer con una “herida abdominal”, según Scotland Yard, y, a pesar de la atención médica, se confirmó su defunción alrededor de las 11:00 de ese mismo día.”Escuché a lo que parecía ser un niño gritando, pero cuando miré por la ventana resultó ser su marido pidiendo auxilio. Nuestros hijos van juntos a la guardería, por lo que hablábamos a diario”, explica Navneet Buttar, vecina de Ilford, al este de Londres. “Estaba previsto que diese a luz el mes que viene, estaba muy emocionada con ello. Era muy buena gente, es terrible… Ni siquiera puedo explicarme por qué”.

Fuente: El Mundo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba