Nacionales

Yeni Berenice deplora permiso otorgado a condenado por intento asesinato a Jordi Veras.

La Procuradora de Corte del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, deploró este miércoles que uno de los condenados a 30 años de prisión por tentativa de asesinato contra el abogado, Jordi Veras Rodríguez, tenga un permiso para asistir a hacer pasantía en los tribunales de Santiago en donde ejerce el togado al que intentaron asesinar.

“Los imputados tienen derecho a reinsertarse en la sociedad, pero que Candy Caminero, condenado a 30 años por la tentativa de asesinato a Jordi Vera, con apenas 9 años de reclusión tenga permisos para hacer pasantía en los tribunales de Santiago donde ejerce Jordi, es una burla”, publicó en su cuenta de Twitter la reconocida procuradora, quien llevó el caso en Santiago.
Los imputados tienen derecho a reinsertarse en la sociedad, pero que Candy Caminero condenado a 30 años por la tentativa de asesinato a @jordivera, con apenas 9 años de reclusión tenga permisos para hacer pasantía en los tribunales de Santiago donde ejerce Jordi, es una burla.

Además de haber sido condenado por la trama de asesinato de Veras, Candy Caminero había tenido problema con la justicia por su presunta participación en la red de extorsión con videos grabados en cabañas a personas sosteniendo relaciones sexuales en 2010.

En el 2008 también había sido involucrado en un caso por tráfico de drogas.

El atentado

En Junio del 2014 el Primer Tribunal Colegiado de Santiago condenó a la pena máxima a Candy Caminero Rodríguez, señalado como la persona que disparó contra Veras. El fallecido Adriano Román, autor intelectual del crimen; Engel Carela Castro, Franklin Reynoso, Arturo del Castillo y Roberto Zabala recibieron 20 años de prisión en la cárcel de Rafey.

En tanto que Francisco Carela Castro sólo fue condenado a 10 años, como había pedido el Ministerio Público, y la parte acusatoria, debido a que había demostrado colaboración en el proceso de las investigaciones del atentado criminal.

Según la Fiscalía el atentado fue ordenado por Adriano Román, y el plan fue orquestado desde la cárcel de Rafey. Determinaron que el móvil del atentado criminal fue la sed de venganza de Adriano Román por la condena de 20 años de prisión en su contra por intentar asesinar a su ex esposa Miguelina Llaverías, cuyo abogado fue Jordi Veras.

El atentado ocurrió el 2 de junio del 2010, cuando el jurista penetraba a las instalaciones del Canal 25 de Santiago, donde fue herido de dos disparos.

Fuente: Diario Libre

Etiquetas

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *