Nacionales

Empleado de Polyplas, con pronósticos «muy reservados» en hospital Ney Arias

El empleado quemado de la empresa Polyplas que se encuentra ingresado en el hospital Ney Arias Lora mantiene un pronóstico «muy reservado», según los médicos de ese centro asistencial.

Francisco Antonio Alis Rojas, de 39 años, posee quemaduras de tercer grado en el 50 por ciento de su cuerpo y este martes fue ingresado a cirugía para comenzar el desligamiento de piel y ver si se le puede cubrir con apósito biológico o con autoinjerto, informaron los especialistas del citado hospital traumatológico.

En una rueda de prensa, los facultativos explicaron que Alis Rojas es un paciente “muy reservado” porque es obeso y asmático, lo que reduce su nivel de defensa ante la desprotección en la que se encuentra en estos momentos.

“La piel es el órgano más extenso del cuerpo y es nuestra primera línea de defensa frente al medio ambiente. Cuando la piel se desgarra, se quema pues muchas bacterias pueden penetrar y eso puede llevar al paciente a una infección severa”, explicó el doctor Alejandro Soto.

Anoche falleció Rafael Conteras Báez, de 55 años, el otro empleado que estaba ingresado en el Ney Arias Lora.

Alis Rojas y Contreras Báez estaban en el área de la caldera de la empresa fabricante de plásticos a la hora de la explosión.

“Fueron múltiples las complicaciones que lo llevaron (a Rafael Contreras) a la muerte”, dijeron.

“El paciente realmente se complicó con problemas renal, hizo insuficiencia de los riñones, ya no orinaba, inmediatamente se iniciaron las terapias con hemodiálisis pero su respuestas fueron tórpidas”, agregaron.

Otro herido de la explosión permanece en la Plaza de la Salud, pero su nombre no se ha dado a conocer.

La tragedia, ocurida el pasado miércoles ha dejado por el momento ocho fallecidos y más de un centenar de heridos.

Fuente: Diario Libre

Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba